Quiero dejar de fumar

Quiero dejar de fumar. Algunas personas empiezan a fumar desde temprana edad, lo que se convierte luego en una adicción que más adelante les es difícil dejarlo. Las razones por las que comienzan este tipo de vicios son múltiples, estos motivos podrían ser, entre otras cosas: Por moda (siguiendo el ejemplo de los amigos), por experimentar nuevas experiencias que después terminan convirtiéndose en una costumbre o también por estado de ánimo.

ARTÍCULOS DE ESTA CATEGORÍA

Introducción

Luego de fumar cigarrillo por un largo tiempo, las personas pueden empezar a experimentar ansiedad, lo que genera problemas para su estado físico y su entorno social. La ansiedad empieza a producirse cuando no se logra controlar cuándo o la cantidad de veces que se consume el tabaco, es decir que la persona siente la necesidad de continuar con el vicio. Los síntomas varían entre palpitaciones y taquicardias. En otras palabras es cuando inicia el calvario.

Al momento de tener este tipo de indicias, no toman en cuenta los resultados que puede traer. Las consecuencias por fumar se pueden calificar como graves, dependiendo de la cantidad de cigarrillos que la persona fume al día. Estas pueden ser: Cambios en el estilo de vida, deterioro en las condiciones físicas, alteración en las conductas psicológicas o mentales del individuo y hasta efectos para aquellos que están alrededor.

Querer dejar de fumar es el primer paso

Querer dejar de fumar es el primer paso

Querer dejar de fumar es el primer paso

Al presentar estos síntomas que pueden ocasionar molestias en el día a día de la personas, estas optan por querer dejar de fumar, ya que esperan que a través de tratamientos logren superar esta etapa de su vida. Dejar de fumar sí se puede, solamente se debe realizar un plan que les favorezca y esté a su alcance, el primer paso siempre será la aceptación y abrirse a las posibilidades de aprobar las diferentes ayudas.

Los consumidores de tabaco se preguntan el porqué no pueden dejar de fumar, quizás una de las razones es porque no se han decidido totalmente. Por ello, la persona debe iniciar un proceso en el que su principal objetivo sea superar la adicción por la nicotina, debe haber un impulso o una motivación. Aunque algunos fumadores ya tomaron la decisión de no seguir consumiendo cigarrillo, sin embargo no saben cómo hacerlo.

Una de las recomendaciones es elaborar una lista del por qué consideran que dejar de fumar mejorará en su vida. Pensar en la familia, en la pareja, en los hijos y hasta en sí mismo siempre será de gran ayuda, ya que dejar de fumar tiene muchas ventajas. Otra de las opciones del porqué superar el vicio es pensar en lo provechoso que esto puede llegar a ser si se concreta satisfactoriamente. Deben tener en cuenta dos procesos:

Organización: ¿Cómo mentalizarse para dejar de fumar?

Para los fumadores siempre surgirán diversas interrogantes, entre ellas está el ¿cómo mentalizarse para dejar de fumar? La respuesta es sencilla, pues a través de organización, mediante un plan se puede llegar a finiquitar este propósito. En este proyecto la persona debe colocar diferentes datos en una libreta que lo ayuden a prepararse psicológica y mentalmente, además que sean parecidos a unos recordatorios. Todo se basa en la organización y planificación.

En el cuaderno los datos principales que se deben anotar son: el por qué se quiere dejar de fumar, las estrategias que el individuo vaya a utilizar con el fin de no volver a recaer en este vicio, cuándo fue la última vez que consumió, cada cuánto tiempo recurre al tabaco y, uno de los importantes, en qué momentos siente la necesidad de fumar. Este registro hay que tratar de llevarlo a todas partes como una de medida de motivación.

Síndrome de la abstinencia: superarlo es difícil pero no imposible

¡No quiero fumar! Una vez que se asume el compromiso de evitar en la medida posible el de recurrir a la nicotina (debido a que es un proceso que tomará tiempo y se hará poco a poco porque es un hábito), la persona debe estar preparada psicológicamente para que no aparezcan el síndrome de abstinencia, pues el cuerpo ya está acostumbrado a recibir las ciertas cantidades de dosis diaria de las sustancias que contienen el tabaco y el cigarrillo.

El síndrome de abstinencia trae consigo una serie de síntomas, entre las que se encuentra dolores en varias partes del cuerpo, principalmente en la cabeza, dificultad para conciliar el sueño, se le hace difícil prestar atención a las tareas cotidianas, entre otros. Esta lista aparece cuando se evita el cigarro sin ningún tratamiento y la persona es muy adicta, por ello es importante hacer un plan parecido al que se explicó antes.

¿Cuáles son los beneficios de dejar de fumar?

¿Cuáles son los beneficios de dejar de fumar?

¿Cuáles son los beneficios de dejar de fumar?

Las personas empiezan a notar las diferencias de las ventajas de dejar de fumar día a día, es decir por cada tiempo que pasa que no se consuma cigarrillo el cuerpo comienza a mejorar. Esto debido a que el fumador inicia teniendo cambios en su hábito de vida, costumbres alimenticias y depura las malas sustancias que ha consumido durante el largo periodo. Los resultados cambiarán dependiendo de la salud de cada paciente.

Al no inhalar nicotina, igualmente, la persona diferenciará un cambio en los sabores de la comida, estas tendrán un mejor sabor para el gusto y también iniciarán a apreciar que algunos aspectos del organismo funcionarán mejor. Un ejemplo de esto son las uñas y los dientes, que se tornarán de un color más natural, ya que cuando se fuma se colocan de una forma amarillenta que le da mal aspecto a la presentación del individuo.

Asimismo, un familiar o amigo puede ayudar a una persona para que deje de fumar porque este hábito se puede convertir en una costumbre que también puede afectar al entorno. Por ello, existen lugares donde está prohibido fumar (esto ocurre en los lugares públicos, espacios cerrados o donde hay personas enfermas). Esta y otras ventajas aparecen al abandonar el cigarrillo, los beneficios al dejar de fumar son los siguientes:

Dejar de fumar tiene efectos en la salud

Lo primero qué pasa cuando se deja de fumar es que el cuerpo comienza a desintoxicarse, dando como consecuencia que haya un efecto positivo en la salud de quien se abstiene de consumir nicotina. Muchos pacientes que han sido diagnosticados con cáncer o con algún otro tipo de enfermedad se ven en la necesidad de abandonar esta adicción, por los graves problemas que causa en el sistema del ser humano. Los problemas que causa esta adicción van mucho más allá de lo que imagina.

Incluso, los beneficios de dejar de fumar por días serán buenos para los pulmones, estómago, páncreas, esófago, hígado, se mejorará la circulación y las células sanguíneas y reduce el riesgo de las enfermedades cardiovasculares. También se evitará las molestias en la garganta o en la laringe, por lo que a la hora de respirar resultará satisfactorio. Cuanto mayor tiempo se pase sin fumar, será mejor para el organismo.

Mejoras y cambios en la apariencia tras dejar de fumar

Otra de las cosas positivas al abandonar el hábito de fumar es que la persona empezará a evidenciar un cambio en el olor corporal. Es decir, el paciente olerá mejor y sin los efectos que tiene la nicotina para el olfato. A los fumadores generalmente se le nota cuando fuman por el hedor que a veces llegan a tener producto del tabaco y el cigarrillo, esto también llega a penetrarse en la ropa, dejando así un olor que no es agradable.

A parte de las mejoras en la presencia a juicio de los demás, la misma persona experimentará cambios en su sentido del olfato y, de esta manera, se sentirá cómoda en el nivel de vida que empezará a tener desde el momento en que deje de fumar. Igualmente, el aliento comenzará a tener diferencias notables para el paciente, debido a que este se tornará con un olor mejor de cuando el individuo terminaba de fumar. Tras conocer todos estos beneficios seguramente querrá dejar de fumar en este instante.

Ventajas de dejar de fumar por sectores

Hay una serie de elementos que la persona debe tomar en cuenta a la hora de tomar la decisión de dejar de fumar. Estos componentes tienen que ver con los datos personales del paciente, por lo que es importante que el paciente recurra a grupos especializados o a doctores que tengan conocimiento en la materia para que los ayude con los mejores tratamientos para dejar de fumar. Los aspectos que se deben considerar son estos, por favor lea con detenimiento:

  • Edad: Nunca es tarde para realizar algunas modificaciones en el estilo de vida, siempre y cuando este sea para mejor, por ello se puede dejar de fumar cualquiera edad. Superar el vicio al cigarrillo o tabaco será favorable bien sea un adolescente, adulto o anciano, aunque hay que tomar en cuenta que mientras más joven sea la persona, más posibilidades se tiene de recuperar las condiciones saludables en el cuerpo.
  • Género: Para fumar no se distingue en el sexo, raza o color, ante esto tanto hombres como mujeres están propensos a caer en este tipo de vicios y, por ende, a adquirir enfermedades productos del consumo de la nicotina. Los beneficios de dejar de fumar sirven para todos por igual, aunque al momento de aplicar los mecanismos para abandonar este hábito dependerá de la edad y del género para que sea más efectivo.
  • Familia: Las ventajas de no fumar también tendrán consecuencias positivas en la familia del paciente. Esto aplica para aquellos que son padres o mujeres embarazadas, pues se debe tener en consideración que si se está en estado, el consumo de nicotina afectará las condiciones físicas del bebé. Mientras que, en el resto de los allegados con solo percibir el humo del cigarrillo también pueden tener consecuencias en su salud.
  • Otros aspectos a tener en cuenta: El proceso para dejar de fumar no será de un día para otro, por el contrario una vez que se toma la decisión empezará una etapa que es poco a poco. A medida en que el paciente vaya acercando a la meta (que es abandonar el hábito de por vida) deberá tener mayor control para no volver a caer en continuar inhalando cigarrillo o tabaco. El evitar el consumo es considerado como una de las grandes metas que tiene la persona.

¿Cómo dejar de fumar definitivamente?

¿Cómo dejar de fumar definitivamente?

¿Cómo dejar de fumar definitivamente?

El paciente que se pregunta cómo dejar de fumar para siempre puede comenzar a hacer un periodo de prueba y en cuestión de días verá los resultados. Además, comprobará los diversos beneficios de dejar de fumar, antes explicados, luego de esta etapa es importante continuar con el propósito de seguir verificando las mejoras en el cuerpo y en los distintos órganos. Es un paso que se debe hacer por el bien del organismo.

Otro de los aspectos que cambia al no seguir consumiendo nicotina es el estado de ánimo, pues el paciente comenzará a notar cambios en su personalidad una vez que inicie el proceso para abandonar el tabaco. Esto se produce porque generalmente el cigarrillo produce ansiedad, molestias, rabia e ira cuando la persona pasa mucho tiempo sin consumirlo o también suelen utilizarlo para calmar estos tipos de sentimientos. Recuerde que dejar el vicio es una decisión y amerita de mucha fuerza.

Finalmente, en esta nueva etapa de la vida de la persona que quiere dejar de fumar, cuando lo haya logrado o por lo menos cuando dé el primer paso de aceptación sus pensamientos mejorarán porque sentirá que ha logrado realizar la meta que se trazó. Abandonar este tipo de adicción influirá en la personalidad y en las circunstancias de cada quien, pero el proceso a la larga será de gran satisfacción cuando se concreta. Lo más efectivo para dejar de fumar es que tome la decisión y dé el primer paso. Un paso firme.