Vitamina C para dejar de fumar

Vitamina C

La vitamina c, conocida también como acido ascórbico es un nutriente super esencial para las personas ya que carecemos de los mecanismos para sintetizarla, esta vitamina es un potente antioxidante que es soluble en agua, beneficia en gran medida nuestro sistema inmune y previene el envejecimiento precoz de la dermis, esta vitamina es indispensable en nuestro organismo para un determinado numero de reacciones metabólicas.

Además de ello utilizar la vitamina c para dejar de fumar en forma de suplemento ayuda en gran manera en este tipo de terapia, debido a que la misma asiste al cuerpo a reducir las ganas de fumar gracias a que la vitamina se adhiere a la nicotina, haciendo que la misma sea procesada por el hígado mas rápido y por ende expulsada sin que llegue al cerebro.

Vitamina C para dejar de fumar

Vitamina C para dejar de fumar

¿cuánto debo consumir de vitamina c?

Respecto a la cantidad o dosis diarias de vitamina c que se debe consumir al día puede variar en según la persona sexo o su condición, de hecho, para el caso que nos atañe se dice que la dosis diaria máxima que puede consumir una persona en condiciones normales puede variar de entre 50 mg a 200 mg, y el doble de esta cantidad si eres una persona fumadora.

¿Cuál es el uso clínico de esta vitamina?

Esta vitamina cuando es ingerida por cualquier medio bien sea a través de los alimentos o mediante el uso de suplementos vitamínicos ayuda a la absorción del hierro, de igual forma al crecimiento y reparación de todos los tejidos conectivos de la piel para que esta pueda tener un aspecto joven, por ejemplo, de igual forma tiene un gran papel que desempeñar en la metabolización de la grasa.

Sin embargo, no todos son bombos y platillos para esta vitamina pues cuando las personas poseen problemas renales no se recomienda consumir está en altas dosis pues esta puede empeorar en gran medida estos síntomas o dolencias, por lo que es mejor buscar otro tipo de suplementos como Nicorix para dejar de fumar

¿Cómo obtengo vitamina c?

La vitamina c es una de las pocas vitaminas que no pueden ser sintetizadas por nuestro organismo por lo que debemos consumirlas constantemente bien sea por alimentos con alto contenido en vitamina c como lo puede ser los cítricos o bien mediante los suplementos vitamínicos, y en cuanto a esto último, solo será cuestión de consumir la dosis recomendada por la etiqueta del suplemento o según las indicaciones de tu medico tomando en cuenta la deficiencia que tengas de esta vitamina y para que la deseas tomar.

Efectos secundarios de la vitamina c

Vale decir que con respecto a esta vitamina son muy pocos los efectos secundarios que se pueden conseguir por no decir ninguno, y los que se encuentran no están completamente comprobados o son solo teorías, sin embargo, vale la pena reseñarlos a los fines de suministrar toda la información necesaria para que se tenga en cuenta a la hora de consumirla.

  • Oxaluria urinaria: es quizás el efecto secundario más común respecto al consumo de esta vitamina, pues el exceso de esta al ser metabolizada se transforma en acido de oxalato lo cual termina por alojarse en los riñones como calculo de oxalato, sin embargo, aún no se determina la cantidad exacta para considerarla excesiva.

  • Malestares digestivos: se ha determinado que el consumir vitamina c en exceso puede ocasionar en algunas personas malestares digestivos que se traducen en por ejemplo una diarrea catalogada como benigna, reflujo gástrico entre otras, sin embargo, estos efectos no están respaldado por la ciencia de ningún modo.

¿Por qué debo consumir vitamina c para dejar de fumar?

¿Por Qué Debo Consumir Vitamina C Para Dejar De Fumar?

¿Por Qué Debo Consumir Vitamina C Para Dejar De Fumar?

La vitamina c para dejar de fumar es uno de los pocos suplementos que además de no tener efectos secundarios comprobados o al menos graves es además multi beneficiosos, además de ello ayuda en gran medida no solo a que dejes el tabaquismo haciendo que expulses la nicotina de forma rápida sin dejar que llegue al cerebro, sino que además de ello también ayuda a limpiar el cuerpo de todos los efectos del cigarro.

Entre ellos por ejemplo la mejoría del aspecto de la piel, pues es bien sabido que el habito de fumar se encarga de reducir de forma drástica el aspecto lozano de la piel, reduciendo su elasticidad y disminuyendo su colágeno, por otro lado, previene el riesgo de padecer cáncer o cuando menos reduce las probabilidades de padecer las enfermedades relacionadas con el habito de consumir tabaco.

ENTRADAS RELACIONADAS