Beneficios de dejar de fumar

Beneficios de dejar de fumar. Fumar se ha convertido es uno de los grandes enemigos de la salud de cientos de miles de personas en el mundo. Según la Organización Mundial de la salud (OMS) la suma de personas que morirán por esta adicción en el siglo XXI llegan a un aproximado de 1.000 millones. Cifras alarmantes, si se toma en cuenta que apenas  el calendario está marcando el año 2017, y que la popularidad por la acción de fumar no hace más que incrementar gracias a nuevas técnicas.

ARTÍCULOS DE ESTA CATEGORÍA

Introducción

Sin embargo, las muertes por fumar, son algunas de las principales que justamente entran en la categoría de “evitables”. Dejar de fumar es importante no solo para el organismo del fumador, sino para su mentalidad, y además para aquellas personas que le rodean en su vida personal. Y es que los beneficios al abandonarlo son notables, por ejemplo los sentidos del olfato y gusto sufren de mejoras dramáticas, y la respiración se vuelve una tarea mucho más fácil.

Además, el riesgo de sufrir de alguna clase de cáncer, como el cáncer de pulmón, esófago, faringe, oral, estomago e hígado, disminuye exponencialmente. No obstante, algo es claro, dejar el cigarrillo no es una tarea sencilla de cumplir para nadie, y mucho menos para alguien que lleva años haciéndolo. Por lo que se debe buscar una correcta orientación para poder avanzar en la superación de la nicotina, y por supuesto reconocer cada uno de los beneficios de dejar de fumar como tal.

Dejar de fumar beneficios día a día

Dejar de fumar beneficios día a día

Dejar de fumar beneficios día a día

Se debe comenzar con una afirmación que ha sido ampliamente corroborada y estudiado a lo largo de los años: fumar mata. Incluso esto es publicitado por ley en muchos de los empaques de cigarrillo en la mayoría de las naciones, entonces ¿por qué dejar el tabaco es tan complicado para algunos? Porque parar de suministrar nicotina a un cuerpo, que ya está acostumbrada a la misma, representa un buen número de efectos desagradables a corto o largo plazo.

Entre ellos, se encuentran algunos síntomas de abstinencia como lo son la irritabilidad extrema, la ansiedad y los dolores de cabeza. No es solo algo orgánico, sino también psicológico, por lo que evadirlo o pasarlo por alto es un gran obstáculo. Mas, hay que tener en cuenta que como toda adicción, el dejarla a un lado contribuirá en el mejoramiento de la salud en general del individuo. Que cabe destacar se van mostrando poco a poco tanto en el día a día, como a largo plazo.

Por ello, es necesario mantener una mente positiva, y no enfocarse tanto en los síntomas de la abstinencia que aparecerán tarde o temprano, sino más bien mantenerse enfocado en estos aspectos positivos que irán apareciendo en el cuerpo y la mente. Puede que sea difícil de creer cuando se está iniciando el proceso de abandono, pero la gran verdad es que al dejar el tabaco, tan solo en un par de días se comienzan a notar los cambios, y con el pasar de los años aún más.

Efectos dejar de fumar día a día a corto plazo

Los cambios al dejar de fumar a corto plazo son muy notables tomando en cuenta que cada vez que se inhala, los componentes químicos y dañinos del cigarrillo llegan a los pulmones y automáticamente depositan a través de la sangre todas estas toxinas a cada uno de los órganos del cuerpo humano. Pero al dejar a un lado el cigarrillo por tan solo unos 20 minutos, la presión arterial y ritmo del pulso baja a la normalidad; mientras que la temperatura corporal en pies y manos sube a la normalidad.

Si bien las causas del tabaco son numerosas, estas pueden quedar en un segundo plano al sentir por igual que a los dos días de abandonar el cigarrillo, el cuerpo puede quedar libre del monóxido de carbono por lo que la sangre se oxigena. A los beneficios se puede agregar que a los tres días, el sentido del olfato y gusto se estabilizan, las terminaciones nerviosas se regeneran, es más fácil caminar por la mejora en la circulación sanguínea, y a la semana, se comienza a tener más energía y menos dificultad al respirar.

Síntomas físicos al dejar de fumar a largo plazo

Es necesario mentalizarse en que el dejar de fumar es fácil, para poder disfrutar de los beneficios que implica como tal. Como ya se ha sido visto, a corto plazo tienen algunos de gran importancia, pero son en realidad aquellos beneficios que se podrán apreciar a lo largo de los años, los que lo hacen tan esencial para el individuo. Si se mantiene alejado del tabaco se podrán evitar enfermedades crónicas como son las del tipo cardiaco, accidentes cerebrovasculares, bronquitis agudas, y el cáncer.

En pocas palabras, el gran regalo de dejar de fumar es el de la vida, agregarle más años de vida a una, sin la aparición de enfermedades de alto riesgo. Así no habría que preocuparse de disfrutar de una vida corta con afecciones con destacables limitaciones, en cambio se tendría la certeza de que la suya será una vida larga. También hay que tomar en consideración a las personas que se encuentran alrededor del ex fumador, porque al dejar de ser fumadores pasivos, su vida incrementara de nivel igualmente.

¿Cuáles son los beneficios de dejar de fumar?

¿Cuáles son los beneficios de dejar de fumar?

¿Cuáles son los beneficios de dejar de fumar?

Tanto dejar de fumar a los 40 años como a los 20 años, trae un gran número de beneficios al cuerpo y la mente. No es algo que sea un gran secreto, más si se toma en cuenta que el mundo actual no es amigable con los fumadores, puesto que ya son pocos los establecimientos donde se es permitido el humo del cigarrillo. Restaurantes, tiendas, parques hasta clubes nocturnos y bares han optado por prohibir que se fume en sus espacios.

Los efectos positivos tras esto van en primer lugar a la salud, puesto que la reducción de enfermedades cardiacas y relacionadas con el sistema respiratorio, es un factor esencial. Pero la cuestión es que los beneficios no son exclusivos de esta área, sino que se pueden notar gracias a otras vivencias como por ejemplo, que tan solo la acción de comer se hace más placentera al poder degustar mejor las comidas gracias a la restauración del sentido del olfato.

Otro beneficio que aunque no es tan destacable como el mejoramiento de las condiciones de salud, pero que en definitiva hace de una vida mucho más agradable, es el de la desaparición del olor a cigarrillo de la ropa del fumador, así como de su casa, auto, otras pertenencias, y hasta mascotas como perros, si se tienen. La desaparición de las cenizas impregnadas en cada lugar que frecuenta, también es uno de los detalles que el resto de las personas de su entorno estarán agradecidas de notar.

Consecuencias positivas al dejar  de fumar para sí mismo

Con la afirmación “no quiero fumar” vendrán muchas cosas positivas para la propia persona como tal. Por ejemplo, se podrá decir adiós a la usual tos crónica del fumador. Las personas que fuman con recurrencia son fáciles de reconocer, no solo por su olor a cigarrillo, sino porque suelen toser ante cualquier situación constantemente. A causa de la sequedad en la garganta y lengua provocada por el cigarrillo. También es posible obtener una mejor apariencia en general, al deshacerse de los dientes amarillos.

Pero no todo se trata de aspectos físicos, sino también de una mejora en la productividad de la persona. Los individuos que fuman suelen tomar múltiples recesos en el trabajo para salir a fumar varios cigarrillos por días, si se supone que fuman unos tres cigarros por días y tardan unos 10 minutos en cada uno de ellos, la pérdida de tiempo es importante. Además, hay que tomar en cuenta que al dejar de fumar se ahorra una gran cantidad de dinero debido al alto costo de este producto.

Consecuencias positivas al dejar  de fumar para los demás

Las consecuencias de fumar no solo afectan a la persona que es fumadora  activa, sino aquellas personas que les rodean, ya sean familiares, amigos, compañeros de trabajo y hasta desconocidos que se encuentran en el mismo lugar donde se fuma por coincidencia. Por ello, al tratar de alejarse de esta adicción hay que estar conscientes de que es algo bueno no solo para sí mismo, sino también para otros, y usar esto como otro motivo para dejarlo.

La exposición al humo del tabaco provoca problemas respiratorios, irritación de ojos, y dolores de cabeza. El panorama empeora si se toma en cuenta que una mujer embarazada que se encuentre en el espacio de alcance de un fumador constantemente, puede sufrir de complicaciones en el embarazo, así como los niños de infecciones en el oído. Inclusive el humo de tercera mano (mezcla de gases y partículas adheridas en la ropa y pelo de fumadores) puede colocar en riesgo la salud de otros.

¿Cómo se puede dejar de fumar? Consejos prácticos

Para dejar de fumar ya hay ciertos consejos que deberían seguirse al pie de la letra. Para comenzar es primordial especificar los motivos exactos que están provocando esta intención de abandonar definitivamente el cigarrillo. Entre ellos pueden estar el de mejorar la salud, cuidar mejor a la familia o ahorrar dinero. Le seguiría el estar al tanto y admitir los desencadenantes de este hábito, porque no se llega a tener uno sin una causa. Una vez logrado esto, se deberían seguir estos consejos:

  • Fije una fecha definitiva para dejar de fumar: Establecerse fechas fijas es una excelente idea para lograr las metas. Por ello, hay que escoger y marcar en el calendario un día en específico para dejar de fumar. Puede que el día escogido se dé dentro de un par de semanas, para así irse preparando mentalmente y colocando las ideas de un modo ordenado. No se escogen días llenos de estrés o preocupaciones para esto.
  • Los recordatorios del cigarrillo deben desaparecer de su entorno: De nada sirve conservar objetos que le recuerden que solía fumar, puesto que estos siembran en su cabeza el recuerdo del cigarro, lo cual lo puede empujar a fumar nuevamente. Estos objetos son cajas de fósforos, ceniceros o encendedores. Es una buena idea por igual, limpiar muy bien la casa y el auto, para eliminar el olor a cigarro, el olor a éste provoca a muchos fumar.
  • Tenga planeadas las estrategias correctas para los síntomas de abstinencia: Dejar la adicción a la nicotina traerá síntomas muy notables, por lo que el proceso de desintoxicar al cuerpo de esta puede ser desagradable. Por ello, hay que tener planeadas estrategias para afrontarlos, entre ellas se pueden encontrar el inicio de un nuevo proyecto laboral, ejercitarse, o practicar algún hobby, además los grupos de apoyo son otra opción.

¿Cómo dejar de fumar definitivamente?

¿Cómo dejar de fumar definitivamente?

¿Cómo dejar de fumar definitivamente?

Fumar ha llegado a ser considerado sinónimo de daño, un daño tanto propio como para el resto de las personas alrededor del fumador. Así que, dejarlo es algo importante para el individuo que está en busca de una mejor salud, y vida social. Hasta para aquellas personas que desean ahorrar más y encontrarse en una mejor situación sentimental, laboral, y de productividad, es una excelente idea el dejarlo atrás, y hacer todo lo posible para lograrlo.

Pero cómo es posible dejar de fumar poco a poco para hacerlo luego hacerlo  definitivamente. Una de las claves primordiales es el de la preparación. No se enfrenta a un problema de tal magnitud sin estar preparado correctamente para tener la voluntad de salir de éste de una vez por todas. Para ello, el plan debe estar diseñado según los antecedentes de la persona, las causas del por qué fuma, fechas establecidas, y recursos de emergencia, por si algo llega a fallar.

Hay que tener presente que un buen plan en contra de la nicotina, incluye la combinación de estrategias que permitan que el individuo se mantenga enfocado, confiado y sobretodo motivado en dejar de fumar. No debería existir espacio para las dudas ni para los peros en el proceso. También, hay que identificar los desafíos y las formas correctas para sobrellevarlos. Y lo más importante, ante todo, es mantener una mente positiva y de superación, así el cigarrillo podrá quedar en el pasado de una vez por todas.