Cómo Dejar De Fumar Definitivamente. ¡Te Lo Contamos Todo!

Contenidos mostrar

Este sitio web nace para ofrecer información contrastada sobre como dejar de fumar. Encontraras trucos, consejos, productos  y métodos para conseguir dejar de fumar y llevar una vida más saludable.

Te recomiendo que visites mi página donde hablo sobre el método dejar de fumar en 7 días un método online fundado por Julián Costa que es considerado como uno de los mejores métodos  para dejar de fumar.

navegue por todas las Categorías y Conozca los mejores trucos, consejos, productos, Métodos y medicamentos Para dejar de fumar.

También te puede interesar

Cómo dejar de fumar definitivamente

¿Cómo dejar de fumar definitivamente?

¿Cómo dejar de fumar definitivamente?

Conclusión sobre el tabaco

Conocer El Problema

El hecho es que fumar mata. El tabaquismo está clasificado como un problema de salud pública ya que fumar tabaco está directamente vinculado a una extensa lista de riesgos para la salud que pueden ocasionar la muerte prematura. Quizás el problema de salud más relevante sea el cáncer; gran cantidad de los químicos que se encuentran en los cigarrillos son cancerígenos. Es imperativo dejar de fumar de inmediato.

El cigarrillo contiene más de 7.000 distintos químicos que afectan directamente, y de forma negativa, al organismo en más de una manera. Incluso los fumadores pasivos, aquellas personan que se encuentran constantemente en proximidad con fumadores activos, presentan problemas de salud debido a la exposición continua al humo del cigarrillo.

Entre las sustancias químicas vinculadas a la producción de cigarrillos se pueden encontrar el monóxido de carbono, la nicotina y el alquitrán como las principales. El monóxido de carbono es un gas venenoso, se caracteriza por alterar la función de la sangre para almacenar oxígeno. La nicotina afecta al sistema nervioso, el corazón, y demás órganos internos. Mientras que los alquitranes son cancerígenos.

Identificar los Riesgos de Salud Vinculados al Tabaquismo

El tabaquismo incrementa el riesgo de varios males médicos tales como: coágulos sanguíneos en distintas partes del cuerpo, arteriopatía coronaria, hipertensión, impotencia sexual en los hombres, diversos problemas pulmonares, así como diversos problemas bucales, cáncer, esterilidad en los hombres, y problemas estéticos como arrugas prematuras en la piel, estos entre muchos otros.

Los fumadores activos están completamente expuestos a los riesgos anteriormente mencionados, mientras que los fumadores pasivos sufren su propia selección de males. Tales como: enfermedades pulmonares y cardiacas, asma, cáncer pulmonar, infecciones en varias partes del cuerpo como la boca, los oídos y la garganta. Es un hecho que fumar afecta a cualquiera que entre en proximidad.

El mal hábito de fumar tabaco afecta y es extremadamente dañino para casi todos los órganos en el cuerpo. De igual manera está comprobado científicamente que el cigarro acorta la expectativa de vida por 11 o 12 años. También ha sido comprobado que el tabaco es el causante de más muertes al año que el SIDA, el alcoholismo, las sustancias ilícitas, los accidentes automovilísticos y las armas de fuego juntos.

Entender el Factor de la Adicción al Tabaco

Hay un compuesto orgánico presente en el tabaco que es el principal responsable de la adicción al cigarrillo; ese compuesto orgánico es conocido como la nicotina. Este es el principal ingrediente activo que se encuentra en las plantas de tabaco y de hecho es un veneno muy poderoso que incluso ha sido usado como insecticida. Dicho esto, la nicotina representa un 5% del peso total de la planta.

Este compuesto orgánico se caracteriza por alojarse inmediatamente en el organismo, es por esta razón que el cuerpo se habitúa a ciertas cantidades de nicotina. Así es como empieza la ansiedad; el cuerpo desarrolla una necesidad por la nicotina. La verdadera razón por la cual la nicotina resulta tan adictiva es que se une a receptores neuronales colinérgico nicotínicos.

Una vez que esto sucede, las neuronas se estimulan y es así como liberan una gran cantidad de dopamina. La dopamina es uno de los neurotransmisores conocidos como el responsable de sentimientos de recompensa y motivación. Ésta también cumple un rol bastante esencial en la liberación de endorfinas, que a su vez son neurotransmisores que causan sensación de bienestar y disminuyen el dolor.

Familiarizarse con el Síndrome de Abstinencia

Tal vez una de las etapas más difíciles y desafiantes del proceso de renunciar al tabaco es el síndrome de abstinencia a la nicotina. Antes de iniciar el proceso es sensato familiarizarse con todo lo que ocurrirá en el organismo durante este tiempo. Este conocimiento previo puede ser de gran ayuda para la preparación mental que indudablemente será necesaria para sobrellevar dicho proceso.

Algunos de los síntomas para los cuales prepararse de antemano incluyen unas intensas ansias de ingerir nicotina; a estas ansias la acompañan la ansiedad, impaciencia, cambios de humor, inquietud, o tensión en general. Esto puede posar un problema en relaciones interpersonales ya que se está propenso al malhumor y también se está extra sensible a los estímulos externos de cualquier tipo.

Dejar de fumar también viene acompañado de síntomas como problemas para dormir, así que las noches de insomnio son de esperarse. El aumento de peso también es una ocurrencia común durante el proceso; el apetito aumenta y como se presenta cierta necesidad a tener algo en las manos, usualmente la comida es el sustituto más conveniente. La irritabilidad y la depresión también son habituales.

Manejar los síntomas del Síndrome de Abstinencia

Así como es necesario conocer los síntomas de abstinencia que se van a presentar al dejar el tabaco, es igual de necesario conocer la mejor manera de sobrellevarlos. Saber cómo lidiar con los sentimientos mencionados anteriormente puede evitar que el síndrome de abstinencia se convierta en una situación más seria. Por ejemplo, un plan de acción puede prevenir la obesidad y la depresión o la ansiedad a largo plazo.

  1. Práctica de actividad física: Es un hecho que la actividad física ayuda al organismo a liberar endorfinas de forma natural. Por esta razón es recomendable adoptar el hábito de ejercitarse al menos 30 minutos al día. La actividad física también permite que su salud física se vaya recuperando poco a poco de todo el daño causado por el tabaco.
  2. Enfoque en actividades de interés: Dejar de fumar engorda porque los niveles de ansiedad durante este proceso se encuentran al límite máximo y es muy tentador refugiarse en el confort de la comida. Para evitar el aumento de peso, además de la actividad física, es recomendable enfocar la mente en hobbies atractivos e inspiradores. Lo mejor es distraerse para no pensar en fumar cigarros.
  3. Eliminar incitantes: Los incitantes son cualquier tipo de actividad, lugar o persona que provoquen el deseo de fumar. Es crucial practicar la disciplina y empezar a separar esas actividades o lugares del deseo de encender un cigarro. También es esencial mantenerse alejado de la compañía de otros fumadores mientras se trabaja en aumentar la fortaleza para dejar de fumar.
Métodos para dejar de fumar

Consecuencias del Tabaquismo

Ya ha sido establecido que el consumo de tabaco es la causa principal de un gran número de enfermedades y condiciones médicas. Las consecuencias del tabaquismo son innegables y estos efectos necesitan un progreso para manifestarse. Es decir, los efectos negativos están directamente relacionados con el tiempo que dure la adicción al tabaco.

Una vez que se toma la primera calada, empieza la espiral cuesta abajo para la salud. Desde esa primera inhalación de humo de tabaco, la nicotina se aloja en el organismo y con ella empiezan las primeras consecuencias. Inicia la creación de la tolerancia y además el monóxido de carbono se dispone a trabajar para impedir que el oxígeno viaje a los órganos del cuerpo a través de la sangre.

Lo pulmones de los fumadores también sufren desde la primera calada. Estos se llenan de un humo plagado de miles de químicos entre los cuales se encuentran sustancias tóxicas y dañinas. Al no haber suficiente oxígeno, estos químicos son llevados a través del sistema circulatorio. Ningún órgano puede salvarse del deterioro que estas sustancias pueden causar a corto y largo plazo.

Tipos de Cáncer Vinculados al Tabaquismo

Entre 60 y 70 de los miles de químicos que componen un cigarrillo son cancerígenos. Es por esto que al mantener el mal hábito de fumar se aumentan las probabilidades de padecer y perecer de cáncer. Dado que el cigarrillo afecta todos los órganos del cuerpo, el tipo de cáncer que se puede presentar varía. El tabaco es responsable de un 87% de las muertes causadas por cáncer de pulmón.

El cáncer de pulmón es uno de los que están más comúnmente ligados al consumo de tabaco. De igual manera, es responsable de cáncer de útero y aumenta las probabilidades de infertilidad tanto en las mujeres como en los hombres. También aumenta el riesgo de cáncer en las vías urinarias; es decir, la vejiga, los riñones y la uretra.

Otro tipo de cáncer causado por el consumo de tabaco es el cáncer en la cavidad oral, bucal y nasal. No hay tal cosa como la mejor manera de fumar tabaco o la manera menos dañina. Aunque se opte por opciones como las pipas, los químicos dañinos hacen su trabajo donde sea que tengan contacto con el organismo. Así no se inhale el humo, de igual manera afecta las partes del cuerpo que se mantienen expuestas.

El Tabaquismo y la Pérdida de los Sentidos

Dado que el consumo de tabaco afecta absolutamente cada aspecto de nuestras vidas y nuestro cuerpo, los cinco sentidos no están exentos del daño. El tabaquismo afecta el sentido del oído ya que el humo crea placas en las paredes de los vasos sanguíneos lo cual afecta directamente la eficiencia del oído interno. Los componentes del cigarrillo también afectan el sentido del gusto.

Estos componentes se alojan en las papilas gustativas y las bloquean, lo cual se traduce a un sentido del gusto débil y poco eficiente en registrar el verdadero sabor de las cosas. Es por esto que la gente que consigue dejar de fumar se encuentra asombrada una vez que van recuperando el sentido del gusto. Muchos ni siquiera notan hasta qué punto ha dejado de funcionar hasta que lo recuperan.

Sin duda aquellos órganos que están mayormente expuestos al humo de cigarro son los más afectados y los que se debilitan con más rapidez. Junto con el gusto, el sentido del olfato también pierde eficiencia. Con el tiempo el deterioro es innegable, lo mismo ocurre con la vista. El consumo de tabaco aumenta el riesgo de degeneración macular, lo cual eventualmente lleva a la ceguera.

Enfermedades Pulmonares Causadas por el Tabaquismo

Los pulmones son uno de los principales órganos afectados por el consumo de cigarro ya que tienen la terrible tarea de procesar el humo del cigarrillo. Su tarea es aún peor, ya que envían todos estos químicos al resto del cuerpo junto con el poco oxígeno que pueden proveer. Es por esta razón que las enfermedades pulmonares en fumadores son muy comunes y muy variadas.

Uno de las características que los fumadores no pueden escapar es esa famosa “tos de fumador” y se debe a la bronquitis crónica. La inflamación continua de los bronquios, que son las vías respiratorias principales, produce una tos constante que puede estar presente por mucho tiempo. El enfisema es otro mal crónico que afecta los alvéolos, causando dificultad para respirar, fatiga, tos, depresión, pérdida de peso, entre otros.

El sufrimiento de bronquitis y de enfisema es el causante de la incapacidad respiratoria progresiva y constante. Las enfermedades pulmonares se dan de forma gradual, lo que significa que aumenta con el tiempo. Mientras más se fume, peor son los efectos. Una vez que se llega a cierto punto es imposible revertir el daño. Este daño es la causa de neumonía e infecciones pulmonares en general.

Efectos del Tabaquismo en la Estética

El fumar tabaco no es solo dañino para el funcionamiento y la salud del organismo, también es responsable de una apariencia física deplorable y de efectos estéticos muy desagradables. Uno de los efectos más reconocidos es el mal olor corporal. El olor del tabaco se adhiere a la ropa, la piel, el cabello, las manos, y principalmente a la boca, lo que causa mal aliento. Y eso no es lo único:

  1. Caída del cabello: El tabaco es responsable de la caída del cabello en las mujeres y en los hombres. El cabello, las uñas y la piel necesitan un buen suministro diario de vitaminas y minerales para lucir saludables y fuertes. Los químicos presentes en el cigarrillo tienen el efecto contrario. De hecho, el no tener un suministro suficiente de oxígeno en la sangre debilita cada parte del cuerpo, incluyendo lo externo.

  2. Aparición de arrugas prematuras: El exceso de sustancias tóxicas y la deficiencia de oxigeno también son responsables de la aparición de arrugas y el envejecimiento en general de la piel. Los componentes del cigarro se aseguran de desgastar las proteínas en el organismo que son responsables de darle elasticidad a la piel. Esto se traduce en un aspecto demacrado, envejecido y enfermo.

  3. Efectos sobre la dentadura y los dedos: Ya que el contenido del cigarrillo influye negativamente los procesos químicos de todo el cuerpo, no es extraño que afecte la salud bucal. Lo que hace es producir exceso de sarro, teñir los dientes, y en general acelera el deterioro. Fumar también hace que los dedos que se usan para sostener el cigarrillo y las uñas obtengan una coloración amarillenta.
Beneficios del tabaco

Beneficios de Renunciar al Tabaco

Dado todo lo que se ha explicado hasta ahora sobre el tabaquismo, es claro que lo único que le ofrece el cigarrillo a la salud de la gente es daño y deterioro. De la misma manera, mientras más rápido se deje el cigarrillo, más probabilidades hay de revertir este daño y recuperar toda la salud pérdida. La mejor motivación para dejar de fumar es estar consciente de los increíbles beneficios que acompañan la decisión.

Para mucha gente el proceso de dejar el tabaco fue un proceso difícil, lleno de momentos frustrantes. Puede ser un camino arduo y de lágrimas porque se está librando una batalla con el organismo y la mente propia. Una vez que habitúas a tu cuerpo a ciertos químicos y componentes, no es nada fácil deshacerse de la necesidad de seguir consumiéndolos.

Todas las decisiones que se toman en pro de la salud y de la vida son decisiones que valen la pena. El esfuerzo y todo el dolor que pueda causar llevarlas a cabo valen la pena, especialmente cuando la recompensa es no morir a una edad prematura, padeciendo una enfermedad terrible y dolorosa mientras tu familia y tus seres queridos te observan.

Mejorías en los Cinco Sentidos al Renunciar al Tabaco

Una vez que pasen los primeros meses sin fumar un cigarrillo más, habrán mejorías bastante evidentes; sobre todo en el funcionamiento de tus cinco sentidos. Los sentidos son los que más rápido se deterioran ya que están todos expuestos al humo del cigarrillo a la vez. Lo primero que notarás es que tu sentido del gusto empezará a realzarse de nuevo. ¡Podrás saborear realmente las cosas otra vez!

El sentido del olfato también recuperará su fuerza y podrás olfatear con muchísima más nitidez que antes; esto está estrechamente conectado al sentido del gusto. Mucha gente ni siquiera nota hasta qué punto habían dañado estos sentidos al fumar, pero una vez que empiezas a limpiar tu cuerpo el cambio es evidente. Definitivamente te llevarás una gran sorpresa.

Al dejar de fumar también reduces el riesgo de sufrir de degeneración macular y de posiblemente perder la vista. Lo mismo sucede con el oído; una vez que dejas el cigarro el humo dejará de afectar la eficiencia de tu oído interno y no lo pondrá en riesgo. Cuando todo está dicho y hecho, dejar el cigarro literalmente cambia la manera en la que percibes el mundo.

Mejorías Estéticas al Renunciar al Tabaco

La estética tal vez sea uno de los aspectos a los que más se le presta atención como seres humanos. Es de interés verse bien para sentirse bien. A la mayoría de la gente le apasiona la idea de la mejora y la superación personal en todos los ámbitos de la vida. Esto incluye la salud y la apariencia que están estrechamente vinculados. Si eres una persona saludable toda tu piel lo dirá a gritos.

Los fumadores deciden ignorar las consecuencias que fumar tiene en su apariencia. Dentro de la adicción, lo más importante es tener el objeto de deseo. Poco importa lo que esto cueste a nivel personal. Ahora que has decidido dejar de fumar, tu apariencia mejorará increíblemente. La piel recupera el brillo y en general se recupera el aspecto saludable.

Las uñas pierden la coloración amarillosa al igual que los dedos y te deshaces de una vez por todas de ese terrible olor a humo de cigarrillo. De igual manera el cabello recupera su aspecto saludable e incluso es posible recuperar la abundancia que se perdió. Los dientes también pierden la coloración poco saludable, las encías recobran su salud y fortaleza, y el aliento también mejora considerablemente.

Mejorías para la Salud al Renunciar al Tabaco

Los beneficios para la salud tal vez sean el mejor motivador para dejar de fumar por completo. Se han mencionado todos los diferentes riesgos para la salud y una acción tan simple como no volver a encender un cigarrillo más nunca aleja a los fumadores de todos esos riesgos. Se evitan cosas como la formación de coágulos de sangre que puedan viajar al cerebro y provocar un ACV.

De igual manera se previenen las consecuencias que fumar tiene en la vida sexual. En el caso de los hombres, se disminuye el riesgo de desarrollar disfunción eréctil, así como también se evita la infertilidad. En el caso de las mujeres la libido deja de sufrir y se evita la infertilidad junto con la probabilidad de tener problemas durante el embarazo, tales como: bebés desnutridos, abortos espontáneos y partos prematuros.

Además de evitar todas las enfermedades vinculadas al tabaquismo, también se le hace un favor a la gente con la que se convive. Al dejar de ser fumador, se evita que otras personas sean fumadores pasivos y todas las consecuencias que acompañan este fenómeno. De igual manera se les da un buen ejemplo a los hijos para que no sean ellos los siguientes en adoptar el mal hábito.

Cronología Estimada de los Beneficios de Dejar de Fumar Día a Día

Los beneficios para la salud se obtienen en seguida y solo van aumentando a medida que pasa el tiempo. Mientras el organismo no reciba más de estos químicos dañinos que acompañan al tabaco, mejor se recupera de los daños previamente ocasionados. Al seguir el proceso de dejar el tabaco, ha sido posible crear una cronología estimada para los cambios que ocurren progresivamente:

  1. De 20 minutos a 24 horas: En los primeros 10 – 20 minutos se recupera la presión arterial y el pulso regresa a la normalidad. Lo mismo ocurre con la temperatura. Pasadas las 8 horas va disminuyendo la presencia de monóxido de carbono en la sangre y se recuperan los niveles normales de oxígeno. Al alcanzar las 24 horas ya has disminuido el riesgo de sufrir un infarto súbito.

  2. De 48 horas a 3 meses: Al alcanzar los dos primeros días se empiezan a regenerar las terminaciones nerviosas y se recupera la agudeza de los sentidos. Más notablemente los sentidos del gusto y del olfato. En el espacio de tiempo de 2 semanas a 3 meses, la circulación se recupera, lo que a su vez hace más fácil las actividades físicas como caminar. Los pulmones también empiezan a trabajar mejor.

  3. De 9 meses a 10 años: Nueve meses después se recupera la energía y síntomas como la tos, la dificultad respiratoria, el asma, la fatiga y la congestión van desapareciendo. No más dificultad al respirar. Al año se reduce el riesgo de cardiopatía coronaria. A los 5 años el riesgo de padecer cáncer de vejiga, esófago, boca o garganta se corta a la mitad. 10 años después hay menos riesgo de contraer cáncer pulmonar.
Como conseguir dejar de fumar

Cómo Dejar de Fumar

Muchísima gente en el pasado ha fallado en su misión de dejar de fumar, muchísimos otros fallaron y recayeron muchas veces antes de poder lograrlo. El problema es de logística. Hay tantos métodos para dejar de fumar en el mercado, pero no todos aplican de manera universal a todas las personas. Escoger el método adecuado es esencial para lograr el cometido.

Es por eso que es recomendable familiarizarse con todos los métodos que hay disponibles y tomar una decisión adecuada. Es importante buscar ayuda para dejar de fumar ya que hay mucho que aprender de las experiencias de otros. Si se analiza el proceso de otros ex fumadores y se entiende lo que salió mal y por qué cierto método funcionó mejor que otro, se puede ahorrar mucho tiempo y dinero.

Lo esencial es que el proceso de dejar de fumar sea tan fluido como sea posible, no hay que hacerlo más difícil de lo que ya es si se puede evitar. Si se intenta alguna estrategia en particular y no es exitosa, no hay que verlo como un fracaso y rendirse. Al contrario, hay que tomarlo como una experiencia de aprendizaje e intentar algo nuevo. La actitud correcta también es un factor importantísimo.

Identificación de Motivos y Desencadenantes

Una de las partes importantes de todo plan para dejar de fumar es identificar los motivos por los cuales finalmente se tomó la decisión. Ya sea por motivos de salud, de estética, de ahorro, para cuidar a la familia y dar el ejemplo o cualquier otra cosa; es bueno sentarse y tomarse el tiempo de hacer una lista. Esta lista hay que tenerla a la vista todos los días y usarla como recordatorio constante.

Esta lista también es una gran herramienta para cuando la ansiedad y el deseo de fumar se presenten con mucha fuerza. Cada vez que esto pase es suficiente revisar esa lista para saber que no vale la pena cambiar todo eso por un poco de tabaco. Otra de las partes importantes del plan es identificar los desencadenantes y los incitantes.

El fumador tiene a asociar diversas cosas con el placer de fumar un cigarrillo, estas cosas se conocen como desencadenantes o incitantes. Pueden ser un lugar, una actividad específica, una persona o incluso un humor, un olor, una canción; cualquier cosa puede ser un desencadenante. Es por esto que hay que enlistarlos y pensar en alguna manera de eliminar esta asociación o de evitarlos.

Primeros Pasos Para Dejar de Fumar

El proceso de abandonar de una vez por todas el mal hábito debe seguir un plan tanto como cualquier otra cosa. La estructura y la organización son muy importantes para incitar la disciplina. Lo primero que hay que hacer una vez que se decide dejar el cigarro es escoger una fecha para hacerlo y marcarla en el calendario para tenerla a la vista. Hay que ser fiel con uno mismo y cumplir esta promesa al pie de la letra.

Al escoger la fecha hay que tener en cuenta que cuanto antes, mejor. Mucha gente se da al menos dos semanas previas de preparación para fumar el último cigarrillo. Es sensato que se vaya disminuyendo la dosis durante el tiempo que tome alcanzar la fecha escogida. No es bueno escoger una fecha sin pensarlo; hay que intentar evitar días de estrés o preocupación ya que esto solo dificultará la tarea.

Lo siguiente es compartir la buena noticia con familiares, amigos y conocidos. Es bueno tener el apoyo de quienes nos rodean, los procesos de cambio son más difíciles si se está solo. Es por eso que es beneficioso comunicarse y encontrar la manera de que cada uno pueda ayudar. Luego de esto hay que asegurarse de deshacerse por completo de aquellas cosas que inciten a fumar.

Estrategias Para Facilitar el Proceso de Renunciar al Tabaco

Definitivamente hay ciertas cosas que se pueden tomar en cuenta para lidiar mejor la alteración de una rutina establecida como fumar y todos los efectos secundarios que acompañan este cambio. Cambios en la rutina hacen bien en estos casos ya que hay momentos en el día en los que el organismo está acostumbrado a recibir nicotina. Es por esto que hay que engañarlo y ponerlo a trabajar en otras actividades.

Una de las claves es recuperar actividades de todo tipo para enfocar la atención en otras cosas y hacer que el cuerpo trabaje y produzca dopamina de forma natural. Los hobbies son de gran ayuda en estas situaciones y no traen nada más que beneficios. Procura que estos hobbies te exijan ya sea atención o esfuerzo de algún tipo, ya sea físico, mental o espiritual.

Hay que asegurarse de mantener un ojo en la dieta ya que se puede ver alterada por la ansiedad y otros síntomas de abstinencia. Concéntrate en alimentarte sanamente y en ingerir muchos líquidos. Otra estrategia para facilitar el proceso es simplemente tomarse las cosas un día a la vez. Pensar en “nunca más” puede ser muy contraproducente; es mejor celebrar el día que se pasó sin fumar y prepararse para afrontar el siguiente.

Preparar Recompensas Para Cada Etapa Alcanzada

Dejar de fumar ciertamente es uno de esos cambios que deben tomarse un día a la vez; cada día es un logro más. Es por eso que es necesario mantenerse motivado y celebrar cada día. Mantener la mejor actitud posible de cara a una adversidad como esta es esencial para permanecer de pie y no falsear. Una manera de hacer esto es fijar metas ya sea semanalmente o mensualmente y preparar recompensas para celebrar.

  1. El reforzamiento positivo: Esta estrategia de recompensa se conoce en el campo de la psicología conductual como “reforzamiento positivo” y se trata de asociar una respuesta o una acción específica con un estímulo positivo. En este caso el estímulo positivo queda a libre elección. El punto es condicionarse a repetir el tipo de acción que provocará el estímulo positivo que ya conocemos.

  2. Tipos de recompensa: Algunas recompensas pueden ser salir al cine o a un concierto, hacerse un auto-regalo, comer algo especial, mimarse con un día de spa o un corte de cabello, tomar una copa, compartir un momento con alguien especial para compartir el logro y celebrarlo, ir a pasear a la playa o a la montaña, entre otras cosas. Lo importante es que la recompensa sea placentera.

  3. La función de las recompensas: Una vez que se planean estas recompensas se tiene algo más a lo que apuntar. Aunque un día más sin fumar es una recompensa en sí misma, no hace nada de daño obtener un placer adicional. Estas recompensas se convierten en ese placer adicional que sirve para fortalecer la convicción cada día más.  También son un gran impulso a trabajar más duro para alcanzar las metas.
Consecuencias del tabaco

Métodos Para Dejar de Fumar

Hay una vasta lista de métodos para dejar de fumar que se encargan de facilitar muchísimo más el proceso. Es sensato sentarse a investigar cada uno de estos métodos para poder escoger el que mejor se ajuste a los gustos y el estilo de vida de cada quien. Recuerda que el método que se use debe facilitar y habilitar el tratamiento para dejar el cigarrillo, no hacerlo más difícil.

Entre los diversos métodos que pueden facilitar el cambio, se encuentra la terapia para reemplazar la nicotina. Esta terapia se encarga de hacer el síndrome de abstinencia mucho más llevadero, ya que permite combatir los síntomas de abstinencia proporcionando una fuente alterna de nicotina. Es decir, ya no tienes que encender un cigarrillo para saciar la ansiedad.

Hay muchos productos para reemplazar el cigarrillo, como sprays nasales de nicotina, chicles de nicotina e inhalantes diseñados para el propósito de ayudar a atravesar ese duro proceso de abstinencia. También se hace uso de parches para dejar de fumar que proporcionan cierta cantidad de nicotina a través de la piel. Estos suelen ser algunos de los remedios más populares para dejar de fumar.

Medicamentos Para Dejar de Fumar

Dado que el tabaquismo es un serio problema de salud a nivel mundial, se ha estado trabajando en distintas maneras para ayudar a las personas a combatir la adicción. Entre esos métodos encontramos medicamentos para dejar de fumar, entre estos medicamentos se encuentran los chicles de nicotina y los parches de nicotina mencionados anteriormente.

De igual manera existen las pastillas de nicotina, estas pastillas brindan una dosis de nicotina moderada para ayudarte a combatir el deseo de encender un cigarrillo cuando se presente. Estudios que se han hecho sobre el tabaquismo indican que estas pastillas duplican tus posibilidades de dejar de fumar de una vez por todas. No requieren receta médica y puedes encontrarlas en tu farmacia de turno.

Hay otros medicamentos como el Bupropion que son recetados por profesionales para la gente que busca dejar el tabaco. Este medicamento no contiene nicotina pero lo que sí logra es ayudar al cerebro a deshacerse de dopamina adicional. Esto a su vez reduce los síntomas de abstinencia que se hacen presentes en esta etapa del proceso para dejar de fumar.

Uso de Sprays e Inhaladores Para Dejar de Fumar

Los sprays e inhaladores también son una respuesta médica a los síntomas de abstinencia. La nicotina intranasal es un método que debe ser recetado por un doctor. Este método se usa de igual manera que cualquier descongestionante nasal en spray. Obviamente es un compuesto seguro y está libre de todas las toxinas que acompañan al cigarrillo.

Luego también tenemos que existen los inhaladores de nicotina. Estos son muy eficientes en detener el deseo de fumar y la ansiedad en el acto. De igual manera que los sprays, estos inhaladores requieren prescripción médica. Tampoco contiene ninguno de los químicos tóxicos que solías ingerir a través del cigarrillo, es solo una manera alterna de administrar una dosis de nicotina.

Estos métodos recetados por un doctor suelen ser muy populares entre la gente que busca dejar el mal hábito de consumir tabaco ya que son muy cómodos para usar. Es muy fácil seguir las instrucciones del doctor y simplemente inhalar o aspirar un líquido. También son muy populares porque ayudan a lidiar con la necesidad inmediata de aliviar los síntomas de abstinencia.

Uso de Cigarros Electrónicos Para Dejar de Fumar

Los cigarros electrónicos son uno de los métodos más populares para dejar de fumar. Este genial invento se encarga de proporcionar nicotina y también tiene la atractiva función de agregar distintos sabores. Gran parte de la popularidad se debe a que son muy parecidos al cigarro ya que vienen con la misma forma. Esto ayuda a hacer la transición un poco más fácil.

A pesar de que jamás serán tan dañinos como el tabaco, los cigarros electrónicos también hacen uso de químicos que pueden ser dañinos para la salud. Sin mencionar que cumplen la función de proveer nicotina. Aunque esto sea de gran ayuda mientras se atraviesa por el proceso de abstinencia, el objetivo no es remplazar un cigarro de verdad por un cigarro electrónico.

El objetivo es dejar de fumar por completo, dejar la nicotina por completo. Mientras los cigarros electrónicos solo sean una herramienta para lidiar con las partes más difíciles del proceso, no debería haber riesgos de continuar con la dependencia a la nicotina. La idea es ir disminuyendo cada vez más la dosis para alcanzar el punto en el que no es necesario usar ninguna de estas muletillas.

Hipnosis Para Dejar de Fumar

La hipnosis se caracteriza por ser un procedimiento en el cual los profesionales de la salud como los psicólogos se encargan de sugestionar la mente del paciente. La hipnosis no cuenta como un tipo de terapia ni como tratamiento, sino que funciona como facilitador para otro tipo de procesos. Este tipo de proceso hace uso de la relajación y la calma para lograr cambios en las sensaciones, percepciones, comportamiento y pensamientos.

  1. Hipnosis para combatir la ansiedad: La hipnosis es un tratamiento que ha sido exitoso para combatir la ansiedad. Ya que hace uso de técnicas de respiración y de relajamiento es ideal para este tipo de trastornos. Es por eso que también suele ser una herramienta muy útil para la gente que está trabajando en dejar de fumar. Es necesario evitar a toda costa los síntomas de la ansiedad que pueden ser muy severos.
  2. Auto hipnosis para dejar de fumar: La auto hipnosis es lo mismo que se ha explicado previamente pero es la misma persona la que se encarga de inducir el estado de relajación. La adicción se encuentra en el subconsciente, es por esto que la hipnosis resulta una herramienta útil ya que es necesario trabajar la mente para desprogramar ciertos comportamientos.
  3. Efectividad de la hipnosis: Al hablar de la efectividad de la hipnosis para dejar de fumar, no es necesario hablar demasiado. Los números hacen eso por sí solos. Especialistas en hipnosis aseguran que este procedimiento, ya sea guiado por un profesional o auto inducido, alcanza alrededor de 80% de éxito. La hipnosis también puede hacer alarde de una baja tasa de recaídas con solo 2%
Conocer el problema del tabaco

Conclusión

Cuando se trata de dejar de fumar, no hay tal cosa como un método general que le funcione a todo el mundo por igual. Cada mente y cada adicción son diferentes. Hay que tomar en cuenta varios factores como el tiempo que se pasó fumando, el nivel de adicción, los síntomas que se presenten, etc. Pero definitivamente hay maneras de mantener una convicción fuerte y mostrarlas es nuestro objetivo.

Es de gran interés ayudar a las personas que buscan dejar de fumar porque en última instancia esto se traduce a un ambiente más sano para todos. También garantiza una vida más sana de la que se podría vivir con este mal hábito. Una ojeada a los efectos del cigarrillo debería ser suficiente para salir corriendo, pero como muchos han descubierto, no es tan fácil alejarse de la adicción.

Lo importante es mantenerse firme en el cometido y crear el mejor método para lidiar con todos los obstáculos que se posen en el camino. Se pueden combinar tantos métodos como sea posible o como se desee. Esta combinación permite el ataque a la adicción desde distintos frentes. Es una estrategia muy exitosa que te llevará a alcanzar tus metas con mucha más facilidad.

¡El cambio es posible! Recupera tu vida y deja de ser esclavo del cigarrillo. Mucha gente antes de ti ha podido lograrlo, ahora es tu momento de permitirte atravesar uno de los cambios que más beneficios aportan a tu vida. Si quieres vivir una vida larga y feliz mientras ves crecer a la gente que amas, el momento de dejar el tabaco es ahora.

Page [tcb_pagination_current_page] of [tcb_pagination_total_pages]